Inteligencia artificial: ¿Qué es?

¡Bienvenido al fascinante mundo de la inteligencia artificial! En la era digital en la que nos encontramos, la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en un protagonista clave que impulsa la transformación de las empresas. Desde la automatización de los procesos hasta la toma de decisiones asistida por máquinas, la IA está revolucionando la forma en que las organizaciones operan, innovan y se conectan con sus clientes.

Prepárense para sumergirse en un viaje donde la tecnología  y los negocios se unen para dar respuesta a un futuro más inteligente, ágil y competitivo.

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

Se trata de un concepto complejo, difícil de definir, según el Gobierno de España en colaboración con la Comisión Europea, han definido la Inteligencia Artificial como:

“Sistemas de software (y posiblemente también de hardware) diseñados por humanos que, ante un objetivo complejo, actúan en la dimensión física o digital:

  • Percibiendo su entorno, a través de la adquisición e interpretación de datos estructurados o no estructurados.
  • Razonando sobre el conocimiento, procesando la información derivada de estos datos y decidiendo las mejores acciones para lograr el objetivo dado”.

Parece ser una definición un tanto abstracta y compleja, ¿verdad?

La Inteligencia Artificial también puede ser considerada como una combinación de algoritmos cuya finalidad es el desarrollo de máquinas que cuenten con las mismas capacidades que las del ser humano.

De ambas definiciones, se puede llevar a la conclusión de que existen dos tipos de Inteligencia Artificial (interpretación que mantiene la Comisión Europea):

  • Software: Como, por ejemplo, asistentes virtuales (chatbots), sistemas de reconocimiento…
  • Inteligencia artificial integrada: Desarrollo de robots, vehículos autónomos e, incluso, el llamado Internet de las Cosas (entre otros).

Dado el interés, ¿qué respondería la propia Inteligencia Artificial a tal respecto?

Pues bien, ChatGPT considera por Inteligencia Artificial: “se refiere a la capacidad de una máquina o un programa informático para realizar tareas que normalmente requieren inteligencia humana. Estas tareas incluyen el aprendizaje, el razonamiento, la percepción visual, el reconocimiento del habla, la toma de decisiones y la traducción de idiomas, entre otras”.

¿Para qué sirve la Inteligencia Artificial?

En el ámbito empresarial, la Inteligencia Artificial permite mejorar el rendimiento de las compañías, así como su productividad gracias a la automatización de procesos o tareas que previamente venían llevando a cabo los seres humanos.

También, puede ser utilizada para la interpretación de datos, lo que comporta una serie de ventajas empresariales, aumentando su clientela y “filtrando” su público objetivo.

¿Cómo debe ser usada la Inteligencia Artificial?

La Inteligencia Artificial usa algoritmos y modelos matemáticos que permiten interpretar datos y tomar decisiones en relación con una serie de patrones y reglas que son predeterminadas mediante el aprendizaje automático.

Una utilización adecuada de la Inteligencia Artificial permite obtener beneficios, siendo sus principales usos los siguientes:

  • Velar por la seguridad de la empresa.
  • Resolver problemas tecnológicos.
  • Mejorar el cumplimiento interno.

El desarrollo de una Inteligencia Artificial adaptada a cada sociedad es un proceso complejo y que requiere de experiencia en el ámbito o, a sensu contrario, surgirán problemas de diversa índole (véase: legales, contables, fiscales o laborales).

¿Existen riesgos en la Inteligencia Artificial?

SÍ. Por esta razón, una empresa que decida implementar Inteligencia Artificial debe estar correctamente asesorada, siendo algunos de los riesgos más relevantes los siguientes:

  • Vulneración en la protección de datos.
  • Delitos cibernéticos.
  • Responsabilidad civil por parte de la Inteligencia Artificial.
  • Problemas laborales.
  • La autoría, controversias en el ámbito de la Propiedad Intelectual.
  • (…).

Conclusiones

La Inteligencia Artificial es una de las implicaciones tecnológicas más relevantes, tanto en el presente, como en el futuro, por lo que cualquier empresa que prevea su utilización, debe contar con el asesoramiento adecuado, toda vez que existen riesgos que deben ser mitigados por profesionales con experiencia en el sector.

ChatgptInteligencia artificialOpenai

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados